TU HISTORIA CON PEPO

  • 23 abril, 2016
PEPO-30-AÑOS
Pepo nació hace 30 años.
Nació en el Teatro de Títeres Clavileño y lo acompaña por ciudades, pueblos, plazas y caminos.
Pepo es una marioneta que con sus travesuras a través de los años se fue ganando el corazón de niños y mayores hasta convertirse en uno de los personajes más queridos de la compañía.
¿Cómo es tu historia con Pepo?
Cuéntanosla en www.titeresclavileno.com/tuhistoriaconpepo o en facebook y participa en el sorteo de packs de películas, póster y Pepo.

 

17 Comments on TU HISTORIA CON PEPO

  • Camino says:
    23 abril, 2016 at 23:00

    Nuestra historia con Pepo es muy importante en casa, en 2011 lo conocimos en Peñíscola y después de verlo noche tras noche con mi hija Irene de 3 años, llegábamos al hotel y se ponía un calcetín en la manita y nos hacía el Pepo hasta hacernos llorar de la risa. Verano tras verano ha crecido con Pepo y después llegó Álvaro y la historia se ha vuelto a repetir, el cajón de los calcetines sigue siendo un cajón lleno de potenciales Pepos. Tanto Pepo como Mamerto, Enrique, Elisabeta, la bruja Pocopelo o el diablo de las tres colas son habituales en casa. Cuantas conversaciones han acabado en juergas con un “chímpete-chámpata”…Gracias Títeres Clavileño por haber marcado las vacaciones de la familia y recuerdos imborrables en la memoria de mis hijos.

    Responder

  • Rocio says:
    23 abril, 2016 at 23:21

    Nosotros vemos vuestros títeres todos los años para las vacaciones… en Peñiscola. Nos encantan. Tenemos los videos y durante todo el año nos acompañan, nos recuerdan esas noches tan felices…. Nos sabemos los dialogos, los niños cuando no quieren responder a nuestras preguntas nos dicen… CHIMPETE, CHAMPATA y las risas estan aseguradas. cuando van a comer una manzana MANZANITAS VERDES VERDES VERDES MANZANITAS, MANZANITAS VERDES NO TE VAYAN A ROBAR…. y así , hasta tal punto que para su trabajo del libro viajero del cole, mi hijo mayor me hizo sacar fotos a la tele de las marionetas, las pego y les presento a sus personajes favoritos a sus compañeros, bichofeo, diente solitario, el inspector pánfilo….. y sobretodo PEPO que es el que más les gusta. Nunca hemos conseguido el original, aunque yo les construi uno con un calcetín. Ojalá a traves de este post lo pudieramos conseguir. Muchas gracias, ya estamos deseando que llegue julio para volver a reir con vosotros. Un saludo.

    Responder

    • Titeres Clavileño says:
      24 abril, 2016 at 23:44

      Gracias Rocío ! Qué ingenioso el trabajo del cole! Ese Pepo se viene acercando…

      Responder

  • Esther Seral Pimentel says:
    24 abril, 2016 at 0:01

    Pepo es aquel muñeco con el que verano tras verano mis hijos se quedan encandilados viendo y oyendo todas las funciones que hacéis en Peñíscola.
    Soñando en tener un Pepo con el que poder tener algún día y disfrutar de él.

    Responder

  • Ainoha says:
    24 abril, 2016 at 0:18

    Crecí con Pepo, Qué recuerdos!

    Responder

  • Dolores says:
    24 abril, 2016 at 0:24

    Nosotros alquilamos un Aapto y des el balcón se veian los títeresdespués de l pasar toda la tarde viendo a Pepo los niños nos obligaban a cenar enb el balcón para seguir viéndolos desde allí.
    Gracias Pepo por tan bonitos recuerdos

    Responder

  • Jordi says:
    24 abril, 2016 at 0:25

    PEPOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

    Responder

  • PILAR says:
    24 abril, 2016 at 0:31

    Mi ñino que ya anda rozando los 30 años como Pepo jajajajaja, Lograbamos que comiera gracias a PEPO , y según nos contaban algunos amigos no era el único. GRACIAS PEPO

    Responder

  • Marta says:
    24 abril, 2016 at 0:32

    PEPO te quiero mucho

    Responder

  • Oscartg says:
    29 abril, 2016 at 19:36

    Pues mi historia con pepo comienza aproximadamente hace unos 15 años cuando mis padres alquilaban un apartamento en Peñíscola maravilla fue encontrarme a que el teatro de títeres que tan feliz me hizo, aunque no tanto a mis padres ya que me que me quería pasar todo el día y sentado ahí viendo esas obras, aunque se repitieran,además de volverles loco intentando conseguir que me compraran un boleto para conseguir pepo, aunque nunca me tocara.
    Esa costumbre de ir todos los años se perdió pero yo, lo unico que recordaba y por lo que principalmente iba era por ver a Pepo. Hace 1 año, volví a Peñiscola con la esperanza de que pepo estuviera allí, y efectivamente estaba ahí. Lo mejor de todo fue cuando por recordar viejos tiempos participé en el sorteoy… Me tocó. Aunque tuve que salir delante de todos los niños a recoger a pepo, por fin era mio, ya podía decir que a mi me había tocado un pepo

    Responder

  • Hector says:
    29 abril, 2016 at 19:55

    Si algún día necesitais algún sustituto para hacer de pepo, contad conmigo, pues me se todos sus diálogos: “pero Pepo, no se dice así, se dice se- me -escapa…. pues como digo yo, me – se – escapa”….. y sobretodo…. “mi novia es una hippie shalalala” . jajajaja, cuantas risas con Pepo, como me gustaría tener uno en casa….

    Responder

  • rocio says:
    30 abril, 2016 at 7:39

    Mi hija tiene 7años . 7 años que llevamos viendo a pepo. Durante las vacaciones estamos todas las tardes allí a verlo y el resto del año cogemos el cd y a pepo y lo vemos . Ver a pepo es reírnos , pasar un rato juntas , recordar peñiscola , la playa ….
    Este verano seguiremos viendo a pepo mi otra hija de 1 año lo tiene que conocer . Gracias por esos ratos que nos hacéis pasar tanto en Peñíscola como en casa . No nos cansamos de verte

    Responder

  • Verónica says:
    10 junio, 2016 at 17:17

    Hola,

    Mi historia con Pepo empezó cuando yo tenia 7 años. Ahora tengo 24 años y no paro de pensar en Pepo y en mi casa la anécdota con él nos sigue haciendo reir horas. Resulta que un verano en Peñíscola vi la obra de Pepo y compré el número para el sorteo, que lamentablemente no gané. Yo quería un Pepo con todas mis fuerzas y al día siguiente hice volver a mi familia a ver la obra y comprar el número del sorteo, que de nuevo no me tocó. Hasta aquí le puede pasar a cualquiera. Yo soy de Madrid y el verano siguiente Pepo apareció en Madrid, más concentramente en el parque al que yo iba diariamente, a 200 metros de mi casa. Habría unos 50 niños vindo la obra y todos compraron boleto para el sorteo. Y yo pensé “Esta es la mía. Pepo ha venido a mi parque me lo tengo que llevar”. Pero de nuevo, no pude llevarme a Pepo a casa. Y ¿quién se lo llevó? Mi mejor amiga a la que conocía desde que nací. Así que desconsolada le imploré a mi madre que hiciese algo porque quería tener a Pepo, pero como no pudo ser mi madre me hizo un intento de Pepos, que yo sabía que no eran el Pepo auténtico, y que además se parecían al verdadero como un huevo a una castaña. Con el paso del tiempo, me fui olvidando de Pepo hasta que mi hermana hace dos años en unas vacaciones en Peñíscola ¡volvío a encontrarse con Pepo, compró el número y no le tocó! Y de nuevo la risa y las anécdotas. Y ahora recordando todo esto nos encontramos con la página oficial de Pepo donde dice que cuentes tu historia con él. Pues esta es la mía, que parce no tener un final claro.

    Responder

Leave a reply

Fields marked with * are required